rodilladesaltador04

Rodilla de saltador (tendinitis rotuliana)

La rodilla de saltador, también conocida como tendinitis rotuliana o tendinopatía rotuliana, es una inflamación o lesión del tendón rotuliano, un tejido similar a una cuerda que une la rótula a la tibia (hueso de la espinilla). La rodilla de saltador es una lesión por sobrecarga (movimientos repetidos que causan irritación o daño en los tejidos en determinada zona del cuerpo).

Saltar, caer y cambiar de dirección de manera constante pueden provocar torceduras, desgarros y daño en el tendón rotuliano. Por lo tanto, los niños que regularmente practican deportes que implican saltar mucho todo el tiempo, como atletismo (en particular, salto en alto), baloncesto, voleibol, gimnasia, jogging y fútbol, pueden ejercer mucha presión en las rodillas.rodilladesaltador01

Síntomas

Algunos de los síntomas frecuentes de la rodilla de saltador son los siguientes:

  • Dolor directamente sobre el tendón rotuliano (o, más específicamente, debajo de la rótula)
  • Rigidez en la rodilla, en particular al saltar, arrodillarse, agacharse, sentarse o subir las escaleras
  • Dolor al flexionar la rodilla
  • Dolor en el cuádriceps
  • Debilidad en la pierna o la pantorrilla

Algunos de los síntomas menos frecuentes son los siguientes:

  • Problemas de equilibrio
  • Aumento de la temperatura, sensibilidad excesiva o hinchazón alrededor de la parte inferior de la rodilla.rodilladesaltador02

Tratamiento

La rodilla de saltador primero se evalúa mediante un sistema de calificación que mide el grado de la lesión (las calificaciones van del 1 al 5; 1 significa dolor solo después de realizar una actividad intensa y 5 significa dolor constante todos los días e imposibilidad para realizar actividades deportivas).

Al examinar la rodilla, el médico o profesional médico le solicitará al paciente que corra, salte, se arrodille o se agache para determinar el nivel de dolor. Además, es posible que recomiende una radiografía o una imagen por resonancia magnética (IRM). Según el grado de la lesión, el tratamiento puede consistir solo en reposo y bolsas de hielo o incluso cirugía.

Para la rodilla de saltador leve a moderada, el tratamiento incluye:

  • Interrupción de las actividades o adaptación a un régimen de entrenamiento que reduzca en gran medida los saltos o los impactos.
  • Colocación de hielo en la rodilla para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Uso de una banda o sostén para rodilla (que se denomina banda infrarrotuliana o banda Chopat) para ayudar a dar sostén a la rodilla y la rótula. La banda se usa por encima del tendón rotuliano, justo debajo de la rótula. Una banda o sostén para rodilla puede ayudar a minimizar el dolor y a aliviar la presión en el tendón rotuliano.
  • Elevación de la rodilla cuando el paciente sienta dolor (por ejemplo, colocando una almohada debajo de la pierna).
  • Medicamentos antiinflamatorios, como ibuprofeno, para minimizar el dolor y la hinchazón.
  • Masoterapia (masajes).
  • Ejercicios de mínimo impacto para ayudar a fortalecer la rodilla.
  • Programas de rehabilitación que incluyan fortalecimiento muscular, centrados en los grupos musculares que soportan el peso, como el cuádriceps y los músculos de la pantorrilla.
  • Inyecciones especializadas para desensibilizar las terminaciones nerviosas y reducir la inflamación.rodilladesaltador03